El mercado de biológicos presenta un crecimiento exponencial

Un reciente trabajo de CASAFE (Cámara Argentina de Sanidad y Fertilizantes) analiza la evolución del mercado de insumos biológicos, hoy convertido en una industria próspera ante la de una producción más sustentable y sana.

El trabajo de investigación de mercado, entre los conceptos planteados, marcó que existe un crecimiento exponencial del mismo, el que se está acelerando, con fundamentos y tendencias sólidas. Por otra parte, dicha evolución tiene la sustentabilidad de estar en línea con los estándares de ESG (factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo que se tienen en cuenta a la hora de invertir en una empresa), tanto de la industria como los clientes.

Otra de las conclusiones que brinda el estudio es la caracterización del sector que muestra una fragmentación en los tipos de empresa que lo forman, con pocas sociedades con masa crítica (o sea de más de USD 100M en ventas) y hay empresas familiares y startups (con poca participación de mercado).

Por otra parte, el trabajo destaca que productos biológicos son multifuncionales, con efectos en cuestiones tales como fijación biológica de N, acondicionamiento del suelo, promoción del crecimiento, antibiosis, competencia por espacio y nutrientes, hiper parasitismo, producción de bio surfactantes, movilizadores de nutrientes, e inducción de resistencia, entre otras.

En cuanto a los datos del mercado se puso como ejemplo que la rápida adopción de los biológicos impulsa un crecimiento exponencial en Brasil, donde la facturación pasó de 840 millones de dólares en la campaña 2022 a 1.414 en la 2023 y una proyección de 2.350 para la actual.

Adopción de tecnología
Dados los cambios en los paradigmas productivos, más del veinte por ciento de los agricultores mundiales están adoptando o están dispuestos a adoptar fitosanitarios de origen biológico; Brasil lidera el camino, seguido por los países europeos.


Para estas últimas campañas, el cincuenta y cinco por ciento de los productores brasileños adoptó el uso de biocontroladores, mientras que otro seis por ciento planifica usarlos próximamente. En bioestimulantes las cifras son del cincuenta y del seis por ciento respectivamente, mientras que en biofertilizantes los guarismos son treinta y seis y seis por ciento.

Por su parte, Argentina está muy lejos de esos guarismos, pero el potencial de crecimiento es mayúsculo ante los resultados del gigante sudamericano. En nuestro país, un cuatro por ciento de los productores usa biocontroladores y otro doce planifica hacerlo próximamente, mientras que en el caso de bioestimulantes los números son de once y trece por ciento respectivamente; y en biofertilización el uso es del seis por ciento y un quince por ciento planifica hacerlo.

Como fundamentos para el crecimiento exponencial de los insumos biológicos y naturales se mencionaron el agotamiento de los medios químicos; el deseo de los productores rurales; la llegada de productos de calidad a precios competitivos (con una exhaustiva base científica), la inversión y generación de nuevas tecnologías y un modo de acción multifacético, entre otros.

Lo que se viene
El futuro, en tanto, está marcado por la innovación, con una creación sin precedentes de nuevos productos y tecnologías de formulaciones.
Además, los extractos botánicos se volverán relevantes y se incorporarán nuevas tecnologías (fusión protoplasmática: la frontera del ARNm), y habrá avances en materia de regulaciones.

El pronóstico de CASAFE incluye bioconsorcios, super bioestimulantes, nuevas generaciones de bacterias y hongos (4.ª generación de productos biológicos) y extractos botánicos.

Se incluye además al manejo de recursos hídricos (tolerancia a estrés), bio herbicidas y una nueva generación de fijadores de N (en suelo y hoja).

En este contexto Biotrop tiene una mirada revolucionaria en cuento a este tipo de insumos. La paleta de insumos es completa y va desde la siembra hasta la finalización el ciclo del cultivo.

Uno de los insumos destacados es Promotor, un tratamiento de semillas con un nuevo método de acción, que controla manchas resistentes a estrobilurinas y triazoles y, que además es promotor de crecimiento radicular. La empresa tiene la mirada fija en promover este insumo en el tratamiento de semillas de trigo de en la próxima campaña ya que es de los pocos que controla mancha amarilla de manera eficiente y desde semilla.

Otro de los insumos destacados de Biotrop es Powertrop, un biofertilizante a base de hormonas de crecimiento, aminoácidos, macro y micronutrientes. “Hemos logrado levantar cultivos afectados por piedra o fuertes vientos” son palabras dichas por productores que lo han usado luego del temporal de diciembre.

Por otra parte, se está trabajando en Bioinsecticidas para el control de chicharritas, pulgones, chinches siendo algunos de los insumos que están por ingresar al país. Luego del ataque de Chicharrita en maíz en el país y del uso indiscriminado de químicos para su control sin ningún resultado positivo, esta es una herramienta para el productor, que sin duda puede estar más abierto a utilizar este tipo de insumo.

Por otra parte, lo que viene en un futuro cercano es un producto para afrontar la sequía que mantiene la humedad en la zona de la rizosfera de las plantas, biofungicidas foliares y un bioherbicida para el control de malezas de hoja ancha.