El argentino que tomó un descrubrimiento del 1800 para crear un producto que liquida a las chicharritas: el nuevo abordaje que plantea

“Es una situación que nos interpela”, destaca Juan Pablo Brichta, fundador de Agro Advance Technology, la empresa que promueve un nuevo bioinsecticida para controlar a la chicharrita

¿Qué relación tiene el año 1835 con el 2024? La respuesta la tiene Juan Pablo Brichta (44), un ingeniero agrónomo y desarrollador de tecnología para el agro que asegura tener una solución contra la chicharrita que tanto impactó en la cosecha de maíz.

A lo que apunta el fundador de Agro Advance Technology es a Mumtech, un bioinsumo que tiene como base el microorganismo Beauveria bassiana. “Un biocontrolador que se las trae para el manejo integral de Dalbulus maidis”, destaca sobre el desarrollo que ya se está usando en Paraguay y Brasil.

Los inicios de Mumtech, bioinsecticida contra la chicharrita
“En 1835, Agostino Bassi, abogado formado en la Universidad de Pavía. demostró que la ‘muscardina’ o ‘mal del segno’ era provocada por un hongo Beauveria bassiana, así nombrada tiempo después en su honor. Que bello ejemplo de la curiosidad científica y el impulso investigador”, relata Brichta, un apasionado de la química agrícola y la biología, repasa sobre el hongo que podría tener un rol clave en el año de la chicharrita y resalta que este descubrimiento de Bassi fue apenas una de las bases del fenomenal desarrollo de la investigación biológica (hoy biotecnológica) con tantos aportes a la agricultura.

La planta de producción de Agro Advance tiene capacidad para producir 32 mil litros con fermentadoras equipadas con tecnología de avanzada.

“Como productores de maíz, enfrentamos hoy la amenaza de la chicharrita, plaga que, aunque no es nueva, ha mostrado un desarrollo multiespectral, con una exponencial expansión y una probabilidad de extenderse de un modo catastrófico. Y quienes estamos involucrados en la aventura agraria, tenemos la información indispensable para reconocer cuando fuimos exitosos con tantas estrategias terapéuticas con los recursos disponibles y cuando -por el contrario- no hemos resuelto el problema porque lo disponible y aplicado no dio los resultados esperados”, comenta.

Bajo este marco, apunta a que “no hay que insistir en la aplicación de productos que no han demostrado soluciones definitivas ni tampoco resultados importantes como atenuación de los efectos de la plaga”. “Esta reconocida dificultad no es otra que una oportunidad para intentar un nuevo abordaje para combatir a la chicharrita y sus consecuencias”, considera.

De esta forma, con Mumtech, la propuesta concreta de Agro Advance Technology se basa en la aplicación de Beauveria bassiana como agente eje de la acción preventiva y combativa de la chicharrita, mediante un programa que defina las etapas y modos de administración y la manera de asociarse con la aplicación de químicos con cualidades comprobadas de efectividad. Cabe señalar que Brichta fue el primero en registrar a la Beauveria bassiana en Argentina.

“Nuestros ensayos y data confiable de resultados concretos nos anima a plantear un proyecto de ‘defensa y ataque’ a la chicharrita con una estrategia que instale a la Beauveria bassiana como agente clave en el control de la plaga, pero entendiendo como los patógenos que dicho insecto trasmite, pueden ser de alguna manera frenados por un manejo integrado, donde no solo se controle independientemente de su origen (síntesis o biológico) de contacto o sistémico al vector, sino también en el saber que la inclusión al sistema de microorganismos benéficos tanto a la semilla, como posteriormente en estados tempranos vegetativos al canopeo la aplicación de microorganismos endófitos, podrían contribuir a ocupar haces vasculares compitiendo con alguno de los patógenos infectantes”, señala.